Museo de la pastelería Manuel Segura: Un legado para todos

Museo Pastelerias Manuel Segura

Tras seis generaciones de pasteleros, Manuel Segura forma parte de la historia de la comarca de Daroca. No sólo por nuestros dulces y buen hacer, también por nuestro  compromiso con esta tierra y por el legado que dejan tantos años de profesión en una familia.

Por eso, en el año 2000 hicimos un sueño realidad y celebramos nuestros 125 años inaugurando en Daroca el Museo de la Pastelería Manuel Segura, convirtiéndose en el tercero de España y primero en Aragón. Se trata de un pequeño edificio de tres plantas destinado a compartir el legado histórico y la sabiduría pastelera de la familia a 

través de un viaje fascinante por los útiles y herramientas empleados por las seis generaciones de pasteleros, así como por los procesos artesanos de hace más de un siglo, la historia de los ingredientes, la vida sin refrigeración ni acero inoxidable, o nuestro vínculo estrecho con el territorio.

Un museo muy especial en el que conocemos la evolución histórica y continua innovación de los procesos y productos de Manuel Segura, desde el pequeño obrador en la primera planta de la tienda hasta las instalaciones actuales en el polígono industrial de Daroca.

El recorrido por el Museo comienza con una primera planta donde el cacao, uno de nuestros ingredientes estrella, es el protagonista. Nos recibe una exposición de utensilios que daban forma y elaboraban el chocolate hace décadas, desde moldes de bombones hasta tostadores de cacao, tinajas para conservar fruta confitada y documentos familiares que datan del siglo XIX.

A continuación, el segundo piso está dedicado a la elaboración de dos de nuestros productos favoritos: caramelos y turrones. Aquí encontramos bombos para grageados (peladillas, huevos o bolas de anís) y antiguos moldes de caramelos con figuras de animales, martillos o troqueladoras para los adoquines tradicionales. Además, la sección de turrones nos muestra el proceso artesanal que todavía llevamos cabo, desde la peladura de las almendras hasta la prensa final e incluye curiosos utensilios como partidoras de almendras, máquinas de moldear mazapanes, prensas para el turrón blando o la sierra llamada “la guitarra” que utilizamos para los más duros como el de jijona.

Por último, la tercera planta recoge las máquinas, hornos y básculas que se utilizaban en el siglo XIX para hacer la repostería. También diferentes técnicas y materiales que empleábamos para conservar alimentos perecederos, como los huevos por ejemplo, durante largas temporadas. Mención especial merece el rincón de la Cerería, un espacio dedicado al proceso de extracción de la miel de las colmenas y que después utilizábamos para elaborar nuestros dulces. Este rincón también muestra el proceso de separación de la cera y la posterior elaboración de velas que utilizábamos cuando el suministro eléctrico era apenas inexistente.

Museo de la Pastelería Manuel Segura

Visitas concertadas con reserva previa por teléfono

Dirección: c/ Santa Lucía 28 Daroca

Teléfono: 685 976 367