Tras las Navidades, esas fechas tan señaladas en las que nos permitimos comer y beber todo aquello que el resto del año nos parecería demasiado, llega el mes de enero y son muchos los que se proponen quitarse los kilos ganados en estas fechas, como primer propósito de año nuevo.

Es normal pensar que cuanto más restrictivo seas, más rápido conseguirás los resultados, sin embargo en este mes (supuestamentamente el más duro del año), nosotros no podemos dejar a un lado algunas de las cosas que más nos gustan. Es por eso que hoy vamos a hablar de cómo puedes seguir disfrutando del dulce en esta cuesta de enero.

Reduce la cantidad

No estaríamos siendo sinceros si te dijéramos que comiendo la misma cantidad de turrones, mazapán o chocolate que en Navidad es posible adelgazar todo lo ganado, pero tampoco es cuestión de no probar el dulce en un mes. Si distribuimos los momentos en los que nos permitimos un capricho, no tenemos por que pasar del todo a la nada.

Limpia la despensa poco a poco

Por ejemplo, todos esos turrones que nos han quedado de Navidad, podemos ir acabándolos a la hora del café en pequeñas dosis. También podemos realizar con ellos algunas recetas de aprovechamiento que nos servirán durante todo el año. Podemos hacer helados y brownies con nuestros turrones o incluso un bizcocho con aquellos polvorones que quedan en la despensa y usarlos en alguna celebración especial.

Combina cualquier dieta con ejercicio físico

Ni siquiera es necesario apuntarse a un gimnasio, cosa que repercutiría en la cuesta de enero de tu bolsillo. Es tan sencillo como establecer una serie de rutinas que te obliguen, por ejemplo, a caminar media hora al día o a subir y bajar escaleras en vez de usar el ascensor. Trayectos que realizas en coche, como el de ir a buscar a tus hijos, puedes cambiarlos por un agradable paseo en familia, si el tiempo (y tu tiempo) te lo permite.


Y es que en este mes de blue mondays, ¿qué sería de nosotros sin un buen dulce? En nuestra opinión son los mejores ingredientes para empezar este 2020 con la mejor cara.