En Pastelerías Manuel Segura siempre hemos estado muy unidos a nuestra tierra y a sus tradiciones, y si hay una época del año que celebra y festeja alrededor de las tradiciones, esa es la Navidad. Es por esto que hoy queríamos dedicar nuestra entrada del blog a hablar de las Navidades de nuestra tierra.

Las Navidades en Daroca

La Navidad en Daroca sabe a dulce. Sabe a guirlache, a turrón, a mazapán elaborado con almendras de la tierra. Nuestro turrón negro C’alial está elaborado con productos de Aragón de la mejor calidad, lo cual nos permite saborear la Navidad de un modo único. Este tipo de dulces con almendra, aunque no sean exclusivos de nuestra tierra, sí que tienen sus raíces aquí debido a la ocupación árabe en nuestra región.

Estas fechas vienen acompañadas de actos y eventos para todos los públicos de la localidad. Viene acompañada del Belén en la Plaza de Santiago. Otro evento en el que podemos participar es la carrera de Navidad, cuyos beneficios van destinados a proyectos medioambientales y en la que Pastelerías Manuel Segura participamos como colaboradores. También se lleva a cabo la recogida de juguetes y libros infantiles, otro evento para acordarnos de los demás en estas fechas llenas de solidaridad.

Tradiciones de Aragón

En el resto de Aragón las Navidades se viven con el mismo ímpetu. Algunas tradiciones como la tronca de Navidad van dedicadas a los más pequeños de la casa. Los niños golpean con palos la tronca que les proporcionará todo tipo de dulces y golosinas.
También contamos en nuestra tierra con villancicos propios. Canciones populares que van pasando de generación en generación, en nuestro caso marcadas por la jota.
No es casualidad que la primera partitura de jota que se conoce, antes de que se la llamase por ese nombre, sea de un villancico de 1666. Un ejemplo es el manuscrito encontrado en Daroca que recita lo siguiente:

Tienes, prenda del alma,
unos ojitos
que a todos los que miras
les dan hechizos.
Pues eres de los cielos
chiquirritito,
¿Cómo vienes al mundo
tan pobrecito?
Aunque estés entre pajas,
mi zagalito,
se conoce que eres
Dios infinito.


Con este verso nos despedimos del blog por este año, no sin antes desearos que paséis unas buenas Navidades, llenas de amor, alegría y por supuesto, de dulce.